Profesor Camilo Rodríguez-Beltrán analiza estudio de OMPI sobre innovación

El académico destacó que en Chile falta mucho por avanzar en relación a educación e investigación.

Según el último Índice de Innovación Global publicado por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), Chile se ubicó en el lugar 39 del ranking, superando a todos sus pares latinoamericanos.

En la escala del 1 al 100, Chile anotó una calificación de 42,7 puntos. Tan sólo cuatro puestos por debajo de China, que obtuvo un puntaje de 45,4 puntos.

Camilo Rodríguez-Beltrán, docente  investigador y Director de Innovación de la Facultad de Ingeniería,  comenta estos resultados.

¿Cuáles son las implicancias de este liderazgo a nivel latinoamericano?

Siempre hay que tener cuidado con los estudios y estadísticas, en particular con una temática tan compleja como la métrica de la innovación. El índice GII, es un índice relativo, fue creado bajo el formato de “tener una idea” del contexto y ambiente en innovación propuesto en cada país. Chile aparece con el puntaje más alto de la región, lo que representa que es el que mejor que está haciendo las cosas actualmente. Hablar de liderazgo otorga una falsa idea, es un error.

¿Qué aprendizaje hay que hacer mirando lo que hacen Suiza, Suecia y Singapur que lideran el ranking?

Comparar distintos países es complejo, en particular aquellos en los que el contexto socioeconómico y cultural es tan distante. En general estos tres países representan sociedades con un alto PIB per cápita, pero no sólo eso ya que cuentan con un ambiente social justo y equitativo y con un impulso primordial en educación e investigación. Aquí hay distancias importantes. Este es un índice integral por lo que este tipo de consideraciones se pueden ver reflejadas.

Chile se ubicó sobre la línea de los “aprendices”. ¿Qué le falta Chile para entrar en la categoría de “líder”?

Dentro de la métrica utilizada en este estudio, Chile aparece con notas destacables en la mayoría de los aspectos medidos a excepción de la sección en Capital humano e Investigación. Algunos de los aspectos peor evaluados fueron el gasto público en educación y la proporción entre alumnos y profesor. Esto es el talón de Aquiles actual, se necesita un mayor enfoque en educación e investigación.

Más información aquí.

Camilo Rodríguez-Beltrán, es docente  investigador y Director de Innovación de la Facultad de Ingeniería. Su formación académica la realizó en el Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas (Toulouse, Francia), donde obtuvo su diploma en Ingeniería Bioquímica, Genética Microbiana y en Alimentos, así como su MSc con especialidad en Ciencias Post-Genómicas.

Su trayectoria profesional abarca 18 países donde ha trabajado en la  creación de investigación integrada, colaborativa, participativa, innovadora y socialmente responsable en temáticas de preservación de la salud y el medio ambiente.

Como investigador académico de la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda y consultor de gobiernos, ONGs y universidades, ha participado en estrategias, acciones y evaluaciones en seguridad biológica, biotecnología y monitoreo global.

Su línea de trabajo se enfocó en países en vías de desarrollo en particular en África occidental, islas del Pacífico y el sureste asiático, en donde comenzó a desarrollar dinámicas innovadoras e integrales de empoderamiento comunitario. Este trabajo interdisciplinario le permitió ser seleccionado dentro del programa internacional de innovadores TED Fellows (2010), por su  trabajo conjunto en la democratización de la ciencia y arte.

Compartir