Decano de la Facultad de Ingeniería colabora en importante publicación inglesa

El documento se refiere a los cambios necesarios en la formación de ingenieros de pregrado para afrontar los complejos retos profesionales del siglo XXI.

Recientemente se publicó en español el estudio “Achieving excellence in engineering education: the ingredients of successful change” (Lograr excelencia en la formación de ingeniería: los ingredientes para un cambio exitoso), trabajo realizado por la Royal Academy of Engineering de Inglaterra en conjunto con el MIT de Estados Unidos. El documento trata sobre los cambios necesarios en la formación de ingenieros de pregrado, para asegurar que tengan las competencias requeridas para afrontar los complejos retos profesionales del siglo XXI.

El decano de la Facultad de Ingeniería, José Manuel Robles, fue el único representante de Latinoamérica en participar en este informe, aportando su experiencia en procesos de formación de alumnos de ingeniería y en cambios curriculares y metodológicos en la enseñanza de la ingeniería. La Royal Academy of Engineering agradeció a Robles su colaboración.

Este documento se basa en las experiencias de quienes participan en la reforma de los programas principales para la formación profesional en ingeniería en todo el mundo, con el objetivo de revelar las características comunes de éxito y fracaso. Se entrevistó a 70 expertos internacionales de 15 países, todos con experiencia directa en cambios curriculares en ingeniería.

El informe se centra en cómo se puede lograr un cambio positivo en el plan de estudio de ingeniería, centrándose en cómo se puede iniciar, implementar y sustentar la reforma dentro de los departamentos y escuelas de ingeniería.

Espíritu de innovación

El estudio asegura que “no hay profesión que le dé tanta rienda suelta al espíritu de la innovación como la ingeniería. Los ingenieros descubren constantemente, desde la investigación hasta su aplicación en el mundo real, formas cómo mejorar nuestras vidas, creando soluciones nuevas y audaces que relacionan a la ciencia con la vida en forma intempestiva y con visión de futuro. Pocas profesiones convergen tantas ideas a tantas realidades. Pocas disciplinas tienen un efecto tan directo y positivo en la vida cotidiana de la gente. Confiamos en los ingenieros y en su imaginación para ayudarnos a satisfacer las necesidades del siglo XXI”.

“La ingeniería es vital para una civilización exitosa y perdurable. Hay tanto que descansa sobre los hombros de la futura generación de ingenieros, que debemos darles el mejor fundamento posible para sus vidas profesionales”, agrega el documento.

“Esto significa, que hay que asegurar que los graduados en ingeniería puedan aplicar sus conocimientos teóricos a los problemas en las industrias como a su vez mostrar comprensión teórica, creatividad e innovación, trabajo en grupo, amplitud técnica y competencias comerciales. Para lograr esto, los programas de pregrado de ingeniería deben seguir el ritmo de las necesidades cambiantes de la industria con una interacción mayor entre universidades y empresas”, concluye el trabajo de la Royal Academy of Engineering.

Compartir