Estudiantes de Ingeniería participan en proyecto de reciclaje de vidrio en Llay Llay

La iniciativa se desarrolla con Cristalerías de Chile y beneficia a jóvenes con discapacidad que asisten a un colegio especial.

Los alumnos de Quinto Año de Ingeniería Civil Industrial de la UDD, Nicolás Brinck y Mauro Zotti, desarrollaron un prototipo de contenedor de vidrio, capaz de acopiar vidrio molido que es picado por el mismo usuario, optimizando el ciclo de reciclaje de este material.

El proyecto tiene su origen en la campaña de reciclaje de vidrio que Cristalerías de Chile está realizando en todos los colegios de Llay Llay y que es ejecutado por los alumnos del ciclo laboral del Colegio Especial Brillo de Luna, que acoge a 60 estudiantes entre 6 y 26 años, todos con diferentes discapacidades intelectuales.

En el 2011, el área de RSE de Cristalerías de Chile elaboró una campaña especial de reciclaje para la comuna de Llay Llay, denominada PONTE CON UNA, que tenía por objetivo generar una red de recolección de vidrio a través de los 19 colegios de la ciudad. A dos años de esta iniciativa, el colegio Brillo de Luna ha transformado esta campaña en un proceso de formación laboral y terapéutica para sus alumnos en etapa de egreso.

Para el director de Innovación de la Facultad de Ingeniería de la UDD, Camilo Rodríguez-Beltrán, “la colaboración en este tipo de proyectos es muy relevante, pues nos interesa generar impacto social. Entendemos que la vinculación entre las empresas y la comunidad es un aspecto vital en la formación de ingenieros y es por eso que quisimos ser parte de esta iniciativa, aportando todo nuestro conocimiento y las ganas de innovar de los alumnos a este proyecto que recién comienza”, explica.

La iniciativa busca aportar a la empleabilidad de los alumnos que están en la etapa de formación laboral en este establecimiento educacional y que por su condición, muchas veces no tienen la oportunidad real de encontrar trabajo una vez egresan del Brillo de Luna.

Es lo que plantea su directora, Solange Aedo, quien sostuvo que “nos fuimos dando cuenta que esta actividad se fue transformando en una rutina donde todas las semanas los alumnos recolectan, separan, limpian y pican el vidrio, para luego acopiarlo y posteriormente ser llevado a la planta de vidrio que hay en la comuna”.

Aedo agregó que “el prototipo diseñado por los alumnos de la Universidad del Desarrollo ha facilitado enormemente la actividad de los alumnos, generándose además una innovadora conexión con el uso de las tecnologías”.

La articulación entre la Universidad del Desarrollo y el proyecto se realizó a través del área de Innovación de Cristalerías de Chile. Diego Valdés, ingeniero de Desarrollo y asesor del proyecto, dijo que “el aporte de la innovación a este tipo de proyectos multiplica su efecto, aumentando sus impactos, no sólo económicos, sino también sociales y ambientales. A través de estos proyectos, tenemos la oportunidad de ir evaluando y probando nuevos mecanismos, pero también nos encontramos con este tipo de fenómenos, que dan cuenta del valor del vidrio y las múltiples implicancias de su uso”.

Es lo que reafirmó la Jefa de RSE y Comunicaciones de Cristalerías de Chile, Claudia López, quien asegura que “lo que está ocurriendo en este colegio es la profesionalización de un oficio. Este es el único lugar de Chile donde el vidrio se recicla logrando altos niveles de calidad y pureza. En un corto tiempo más, podríamos garantizar la entrega de un vidrio reciclado en condiciones de ser ingresado directamente al proceso de fundición”.

Compartir