Investigador mexicano expone sobre nuevos desarrollos en ingeniería sísmica

El profesor e investigador Miguel Rodríguez, de la Universidad Nacional Autónoma de México, presentó su investigación relacionada con técnicas de exploración de suelos y el Sistema de Alerta Sísmica para la Ciudad de México.

Miguel Rodríguez González, investigador asociado del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México,  se reunió con alumnos de Ingeniería Civil en Obras Civiles y Geología para mostrar los últimos avances de ingeniería sísmica que se están desarrollando en su país.

El profesor Rodríguez realiza sus investigaciones en la aplicación de herramientas geofísicas para la exploración y caracterización de los suelos blandos encontrados en Ciudad de México. Estas técnicas han sido aplicadas en la construcción de túneles para evaluar la calidad del suelo en el frente de excavación, como en el caso de los túneles del metro o el Emisor Oriente, ambos en la capital mexicana. En este contexto, el investigador expuso sobre el desarrollo e implementación de un Cono Dinámico, una técnica utilizada para estudiar la propagación de ondas en el suelo.

Red de alerta sísmica

Por otra parte, el profesor Rodríguez, miembro del comité científico del Sistema de Alerta Sísmica de la Ciudad de México (SASMEX), dio a conocer cómo opera el sistema de alerta de terremotos, el cual monitorea en tiempo real la ocurrencia de temblores y envía una señal de alerta si el sistema detecta que es un sismo de importancia. “Este sistema permite a los encargados de toma de decisiones generar acciones concretas para que la población esté a salvo, como detener el metro o informar a través de la radio”, dijo Rodríguez.

El investigador resaltó que México está ubicado en la zona de subducción del Pacífico y la alta sismicidad de la región representa una amenaza para más de 50 millones de personas que habitan en la zona surponiente de ese país. El profesor Rodríguez comentó sobre la importancia de la estructura geológica y cómo esta afecta a la propagación de ondas sísmicas. Como ejemplo, citó el caso de Ciudad de México, la cual está fundada sobre un antiguo lago y en el terremoto Mw 8.1 de 1985 la amplificación de las ondas sísmicas, fenómeno conocido como efecto de sitio, provocó un colapso masivo de estructuras en donde murieron más de 10 mil personas.

El investigador ha participado además en proyectos conjuntos con la Comisión Federal de Electricidad y la Empresa Petrolera de México (PEMEX) y ha integrado centros de investigación en México, Francia y Noruega.

Compartir