Covid-19: Innovación UDD diseña casco de tratamiento de oxígeno para ventilación no invasiva

Esta tecnología utilizada en Estados Unidos, Inglaterra, Israel e Italia, ha logrado reducir el uso de ventiladores mecánicos hasta en un 40%, según estudios de la Universidad Chicago.

 En el marco de la pandemia Covid-19, la Facultad de Ingeniería a través de la Dirección de Innovación continúa generando soluciones dirigidas al personal del sistema de salud. En ese proceso, diseñó un casco de tratamiento de oxígeno para ventilación no invasiva para pacientes contagiados con Covid. La iniciativa surgió a partir de una necesidad de la Clínica Alemana de contar con un dispositivo que otorgue mayor comodidad a pacientes en etapas tempranas de la enfermedad y así contar con una terapia alternativa que permita evitar recurrir al ventilador mecánico, asimismo se busca reducir el riesgo de contaminación del recinto hospitalario.

El equipo de Innovación que trabaja en el diseño del casco, se trazó dos metas; primero, reproducir el casco en el menor tiempo posible; y segundo, diseñar y fabricar una versión mejorada con 3 objetivos de desempeño que incluye que se pueda abrir de emergencia con una mano, que permita al paciente estar cómodo en posición prono (decúbito) y monitorear el nivel de CO2. Cabe mencionar que el equipo de diseño está dividido en tres ámbitos: alternativas de cuellos (cuello de traje seco, membrana de silicona, tela impermeabilizada), burbuja de PVC flexible y marco rígido (bastidor o acrilico).

Esta tecnología utilizada en Estados Unidos, Inglaterra, Israel e Italia, ha logrado reducir el uso de ventiladores mecánicos hasta en un 40%, según estudios de la Universidad Chicago. Fabrizio Álvarez, coordinador de Innovación UDD, indicó que Chile no cuenta con esta innovación, ni tampoco se puede acceder a ella porque no está a la venta, por ello, se presenta una oportunidad para crear una solución de bajo costo y rápida creación. “Como equipo de la Facultad de Ingeniería, nuestra principal motivación es que podamos hacer cambios en el manejo en el tratamiento de los pacientes. Por otra parte, trabajamos a toda máquina pues sabemos que será elemento clave en los próximos meses que se esperan que sean críticos”, señaló.

Andrés Cepeda, investigador adjunto de la Universidad del Desarrollo que es parte de news materials and manufacturing systems Lab, destacó que se inspiraron en experiencias internacionales, pero que lo más complejo ha sido acceder logísticamente a los insumos para testear el prototipo. “Cuando comenzamos a investigar, nos dimos cuenta que en Chile es difícil encontrar materiales, de hecho, la burbuja (PVC flexible) la compramos en Concepción”. Aun así, valora que “nos coordinarnos muy bien y hemos logrado bastante con los materiales que tenemos”.

El casco actualmente está en la fase de iteraciones y se espera lograr la pieza final en el mes de Julio. Se proyecta realizar, en conjunto con la Facultad de Medicina UDD, la primera prueba de funcionamiento con personas no contagiadas, para posteriormente implementar la versión definitiva en el Hospital Padre Hurtado.